22 de Septiembre del 2018 | 15:38 | Ciudad de México | °C -

Ronda clave TLCAN arranca en México en medio de quejas por inflexibilidad de EEUU

TLCAN

Una ronda clave de conversaciones para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) arrancó oficialmente el viernes en México, pero en cuestión de horas Canadá comenzó a quejarse por la inflexibilidad de las demandas de Estados Unidos, dijo un líder sindical.

Canadá y México participaron en las conversaciones listos para abordar las duras demandas de Estados Unidos, que anteriormente habían calificado como impracticables, dijeron las autoridades.

Pero el líder sindical canadiense Jerry Dias dijo que el jefe negociador de su país, Steve Verheul, le comentó en una reunión privada que el lado estadounidense no está dispuesto a ceder.

"Steve Verheul, en esencia, dice que Estados Unidos no muestra ninguna flexibilidad", declaró Dias a periodistas cuando se le preguntó qué dijo Verheul. Dias reiteró su opinión de que las conversaciones terminarían en fracaso.

Queda relativamente poco tiempo para llegar a un acuerdo bajo el cronograma actual. Los negociadores se reunieron en Ciudad de México para la quinta ronda de un total de siete encuentros que finalizarán en marzo, para evitar afectar las elecciones presidenciales de México.

Un portavoz de la canciller canadiense Chrystia Freeland, quien está a cargo del proceso de negociación del TLCAN, no quiso hacer comentarios sobre las declaraciones de Dias. Una portavoz del representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, también se negó a comentar.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien dice que el TLCAN es un "desastre", ha amenazado con frecuencia con sacar a su país del pacto a menos que se hagan grandes cambios.

"Estamos empezando. Hay un largo camino por recorrer. Es una negociación desafiante", dijo Verheul a los periodistas más temprano el viernes.

Funcionarios canadienses y mexicanos inicialmente indicaron que simplemente no discutirían las polémicas propuestas de Estados Unidos, como una cláusula de caducidad de cinco años y aumentar el contenido de partes hechas en América del Norte en los automóviles a un 85 por ciento desde el 62,5 por ciento actual.

El foco de la ronda de conversaciones en Ciudad de México estaría puesto en presentar argumentos al lado estadounidense de por qué sus propuestas, como han sido presentadas, no funcionarán, dijo una fuente del Gobierno canadiense.

Canadá, añadió la fuente, estaba feliz de discutir las reglas de origen que definen el contenido en autos, pero insistió en que el porcentaje del 85 por ciento era imposible.

Fuentes canadienses dijeron el jueves que estaban abiertas a una propuesta mexicana para revisar el TLCAN cada cinco años en vez de la "sunset clause" de Estados Unidos, que implicaría una "muerte súbita".

La administración Trump emitió el viernes los objetivos de negociación revisados del TLCAN, en gran medida para reflejar las demandas que ya ha hecho en las conversaciones.

Estos incluyen un nuevo lenguaje más en línea con las propuestas para cambiar radicalmente los sistemas de solución de controversias, eliminar los aranceles canadienses a los productos lácteos y permitir protecciones en Estados Unidos para los productores agrícolas afectados por las importaciones mexicanas.

El objetivo de Estados Unidos de revisar el TLCAN para reducir los déficit comerciales que tiene con México y Canadá no fue alterado.

Canadá y México envían una gran mayoría de sus bienes a Estados Unidos y prefieren que el pacto continúe, en vez de lidiar con el daño económico que podría causar su salida.

 

MANDAR UN MENSAJE

México también ha intensificado sus esfuerzos para encontrar mercados alternativos. El canciller mexicano, Luis Videgaray, se reunió el viernes en Moscú con su homólogo ruso, Sergei Lavrov, para enfatizar la disposición de hacer negocios con naciones que no sean Estados Unidos.

"Al tiempo que llevamos a cabo este proceso de negociación, México está expandiendo sus horizontes comerciales", dijo Videgaray en rueda de prensa.

Un funcionario de alto nivel de la cancillería mexicana dijo que las declaraciones tenían la intención de mandar a Washington el mensaje de que "no dependemos de ellos".

Un funcionario mexicano dijo que Estados Unidos necesita aclarar qué espera lograr con reglas de origen más duras, dada la dificultad de elevar el umbral. Al enfatizar que el 85 por ciento en autos no era factible, el funcionario dijo que México no quería una "ruptura" en las conversaciones.

Washington también quiere que el TLCAN establezca un 50 por ciento de contenido mínimo estadounidense para automóviles, algo que Canadá y México dicen que no puede funcionar.

"Una vez que (los estadounidenses) hayan explicado todo eso, podemos ver si encontramos un terreno común", dijo el funcionario mexicano.

Fuente: Reuters

Comparte este artículo:

Comentarios