11 de Diciembre del 2017 | 18:48 | Ciudad de México | °C -

Sir Fernando Larrazábal

¿Por qué la pleitesía, que le debe el Comité Ejecutivo Nacional del PAN a alguien como Fernando Larrazábal?

Ahora es un cuadro panista que merece "todo el respeto" por su "labor y trayectoria".

Fernando Larrazábal, aún alcalde de Monterrey, será diputado federal por la vía plurinominal del PAN. Estamos hablando de la misma persona que hace unos meses fue desacreditada públicamente por la dirigencia de Acción Nacional y al cual le solicitaron su renuncia.

La misma persona que, cuando nadie le creyó la tesis infantil de la venta de quesos de su hermano, se aferró al cargo apelando demagógicamente al "pueblo".

Peor aún, la misma dirigencia de Acción Nacional que lo "desacreditó" por "sospechas" de "corrupción" tras el escándalo del Casino Royale, ahora descaradamente, mete reversa,  y lo designa como candidato a diputado federal por la vía plurinominal. Es decir, su plaza en San Lázaro está garantizada. Ni campaña tendrá que hacer, es más podría ir apartando su asiento (que le enseñen el catálogo de espacios), al frente de los legisladores federales de Nuevo León.

No dudo que si se pudiera ya lo hubieran nombrado "Sir Fernando Larrazábal" por su "incalculable" aportación a la "lucha anticorrupción" y por hacer "una cruzada por la legalidad".

Y es que obviamente le apuestan a la desmemoria, a la teoría de que un escándalo tiene su clímax (cuando pidieron su renuncia) y termina por disiparse.

Ya imagino su lógica: "De los quesos de Fernando y Jonás, ya nadie se acuerda, hagámoslo pues diputado, acuérdense que apoyó a Ernesto Cordero, el favorito de Los Pinos", en fin ahora "es un gran panista".

¿Por qué la pleitesía, qué más le debe el Comité Ejecutivo Nacional del PAN a alguien como Fernando Larrazábal?

No sé si ahora piensen darle, paradójicamente, la Comisión de Protección Civil o la presidencia de la Comisión Especial sobre los Casinos, pero el hecho es que la dirigencia panista decide lanzarlo como su diputado federal "número uno" .

El caso de Fernando Larrazábal es paradigmático de lo que sucede cuando la clase política decide "blindar" a alguien, cobijarlo con ahínco y ponerle su armadura, su fuero.

Algo que por cierto no es exclusivo del PAN, por eso Moreira, Deschamps y Ruiz exigen su armadura en el PRI, "tanto les debe el partido".

Veremos quiénes piden también en el PRD  su fuero y a quiénes se los dan.

Comparte esta opinion:

Otras Opiniones:

Ver todas

El factor Toledo

Héctor Serrano, ex secretario de gobierno del DF, ha encontrado en Mauricio Toledo, ex jefe delegacional de Coyoacán, a un operador eficiente y leal.

Granier a prisión

Después del hospital, el político que alardeó de sus trajes, camisas y de las centenas de pares de zapatos, además de sus mansiones de lujo, irá a prisión.

El Gentleman de la Corte

En su arrebato el ex presidente de la Corte acusó a Orozco, la madre de sus hijos de violencia intrafamiliar, delito que jamás se pudo comprobar.

Comentarios