11 de Diciembre del 2017 | 18:47 | Ciudad de México | °C -

Rodrigo Medina, el frágil gobernador

Por lo pronto Medina, bajo el manto protector del candidato presidencial del PRI, insiste, "no hagan caso de rumores".

Como aquella canción..."son rumores, son rumores"...quiere decirnos Rodrigo Medina, gobernador de Nuevo León, cobijado por el PRI y por Enrique Peña Nieto, líder de facto del partido.

Los mensajes en contra de Medina, son escandalosos, por decir lo menos.

Presuntos Zetas aseguran que le dieron 20 millones de dólares para su campaña y que además "seguirán gobernando" y liberando a los que ellos quieran (Apodaca reoloaded).

Primero Medina optó por el silencio, después salió a decir a sus gobernados que "no hagan caso" sobre los mensajes. ¿Se puede ignorar lo que ahí se señala?

Más aún, ¿se debe ignorar lo que en las mantas se dice? ¿O se tendría que abrir una investigación? ¿Está demás saber exactamente qué sucede y cómo se explica el creciente fenómeno delincuencial en ese estado?

Lo que sí ha demostrado Medina es estar al frente de un gobierno frágil que con todo y la "ayuda" federal, miles de elementos del ejército, marinos y federales, tiene ya serios problemas de gobernabilidad y sin capacidad mínima de control sobre la delincuencia.

"Lo que quieren es generar confusión y denigrar o denostar a las instituciones, no les hagamos caso hombre, ellos son el verdadero enemigo, hacia ellos tenemos que dirigir las baterías" indica Medina en defensa propia.

Como sea huele bastante mal. En julio del año pasado dos escoltas de Medina fueron acribillados acusados de "agarrar dinero" de los Zetas y por igual le dejaron otro mensaje al gobernador en el que le decían "se te olvida que no siempre vas a estar en el poder, al rato se te acaban seis años. A ver dónde chingados te metes sino antes", se leía.

Por lo pronto Medina, bajo el manto protector del candidato presidencial del PRI, insiste, "no hagan caso de rumores".

Hay quienes leen en el nombramiento de su nuevo secretario de Seguridad Pública Estatal, el militar Javier del Real Magallanes, un deslinde de Medina sobre cualquier "rumor" y la "confirmación" de que irá en serio contra el narco.

Veremos.

La pregunta es: ¿qué sigue en Nuevo León?

Por un lado los empresarios se encuentran desesperados, por el otro la demanda ciudadana ahí está. Como en otras partes del país los neoloneses exigen autoridades efectivas y que vuelva la paz, ¿ya lo entendió Medina?

Comparte esta opinion:

Otras Opiniones:

Ver todas

El factor Toledo

Héctor Serrano, ex secretario de gobierno del DF, ha encontrado en Mauricio Toledo, ex jefe delegacional de Coyoacán, a un operador eficiente y leal.

Granier a prisión

Después del hospital, el político que alardeó de sus trajes, camisas y de las centenas de pares de zapatos, además de sus mansiones de lujo, irá a prisión.

El Gentleman de la Corte

En su arrebato el ex presidente de la Corte acusó a Orozco, la madre de sus hijos de violencia intrafamiliar, delito que jamás se pudo comprobar.

Comentarios