11 de Diciembre del 2017 | 18:46 | Ciudad de México | °C -

"El Coqueto", el ridículo y la complicidad

Pasaron pues de pretender evitar un “abuso de autoridad” a la “complicidad de la autoridad”.

El feminicida (ocho crímenes y violaciones, cuando menos) César Armando Librado Legorreta, “El Coqueto”, anda suelto.

La Procuraduría General de Justicia del Estado de México, otra vez en ridículo y al desnudo, como en el caso Paulette.

Si bien ahora hay otro procurador, Alfredo Castillo (las contradicciones y balbuceos de Alberto BazBaz quedaron para la historia), los cuestionables métodos y las explicaciones infantiles de la dependencia siguen siendo las mismas.

Ahora resulta, nos dice, el señor Castillo, que por un “descuido” de tres agentes (uno ya detenido) se les fugó un asesino serial de mujeres, que ahorita mismo podría estar viendo quién es su siguiente víctima.

Ya imagino, quizá jugaban a las cartas o al dominó los agentes “profesionales”, cuando el hombre abrió la puerta, pasó los filtros de seguridad (¿debe haber filtros en la Subprocuraduría o no?), se despidió de propios y extraños y huyó.

Al terminar la partida, chin, se dieron cuenta que ¡había escapado!

El procurador “argumenta” que estaban en espera de una orden de aprehensión en contra de "El Coqueto" (un microbusero perverso, según sus propios compañeros) y por eso no podían internarlo, sino habrían incurrido en “abuso de autoridad”.

¿Se pasan de “buena onda” no?

Si bien se debía seguir “el proceso legal” no por ello se justifica que lo hayan dejado ir por un presunto “descuido” infantil.

Pasaron pues de pretender evitar un “abuso de autoridad” a la “complicidad de la autoridad”.

Cuando al poeta Bartolomé erróneamente agentes ministeriales irrumpieron en su casa, lo encañonaron y además le robaron su reloj, al procurador Castillo, se le “ocurrió (porque esto es de ocurrencias)” dejarle su reloj en prenda, hasta que apareciera el otro.

Para sus métodos, quizá ahora irán a aprehender a cualquier otro microbusero (con todo el respeto que se merecen los choferes) para “dejarlo en garantía” en sustitución de “El Coqueto”, hasta que aparezca.

Dan risa, sí, pero también insultan a los ciudadanos y causan indignación con sus “métodos”.

Comparte esta opinion:

Otras Opiniones:

Ver todas

El factor Toledo

Héctor Serrano, ex secretario de gobierno del DF, ha encontrado en Mauricio Toledo, ex jefe delegacional de Coyoacán, a un operador eficiente y leal.

Granier a prisión

Después del hospital, el político que alardeó de sus trajes, camisas y de las centenas de pares de zapatos, además de sus mansiones de lujo, irá a prisión.

El Gentleman de la Corte

En su arrebato el ex presidente de la Corte acusó a Orozco, la madre de sus hijos de violencia intrafamiliar, delito que jamás se pudo comprobar.

Comentarios