11 de Diciembre del 2017 | 18:48 | Ciudad de México | °C -

Peña Nieto y su "otro" hijo

Los recientes escándalos que envuelven a Peña Nieto reflejan parte de su perfil y esa debe ser información útil para el votante.

Peña Nieto no lee, dice "verdades a medias" sobre la cantidad de hijos que tiene y no atiende a uno de ellos. ¿Importa su vida privada? ¿Un político puede ser buen gobernante pero mal padre o esposo?

Habrá quienes "contagiados" por el "optimismo" del "PRI Nueva Generación", pasen todas estas cosas por alto. Son infamias o "leyendas" (como el  mismo Peña Nieto ha mencionado) para desprestigiarlo, pensarán algunos.

A Peña Nieto y a Montiel, ambos ex gobernadores del Estado de México les persigue lo que podría llamarse el "síndrome Atlacomulco". Los dos metidos en conflictos privados que se han hecho públicos. Los dos acusados, por lo menos, de "prepotencia" y de tratar de guardar una "imagen" ante un escenario interno desfavorable.

A Montiel le empezaron a salir casas  y departamentos de lujo en  Acapulco  y París en la antesala de la carrera presidencial. A Peña Nieto cada vez le salen más hijos y carencias.

¿Importa que un político no haya leído? Lo dijo hace poco José Emilio Pacheco, sin lectura no hay lenguaje y sin lenguaje "no se puede pensar en los problemas del país...los límites del lenguaje son los límites del pensamiento".

Por cierto, se supone que Enrique debió haber investigado a ( ¿su tío?) Arturo por su "enriquecimiento" como gobernante, pero todo quedó en el clásico "carpetazo" y en el "aquí no hay elementos para proceder". En esas recetas discursivas que ya todos conocemos y que no son exclusivas de gobiernos del PRI y  que pertenecen a la clase política en general.

Maude Versini hoy en día denuncia "el secuestro de sus hijos" por parte de Montiel, utilizando sus influencias.

Maritza Díaz, acusa a Peña Nieto de abandonar a su hijo y de tratar de engañar a la gente cuando afirma que se ha preocupado por "que tenga lo necesario para su crecimiento". ¿Se puede hacer cargo de un país, si no puede darle lo necesario a su propio hijo? Se pregunta ella y seguramente muchos se unen al cuestionamiento.

Los recientes escándalos que envuelven a Peña Nieto reflejan parte de su perfil y esa debe ser información útil para el votante. Vendido como un producto milagro, por fuera, pero con engaños y carencias centrales, por dentro.

¿No es iluso pensar que tendría que comportarse distinto como gobernante que como persona?

Hasta hoy el precandidato presidencial único del PRI ha logrado mantener su imagen, pero podría venir un punto de quiebre, el desgaste sucedería pocas semanas antes de la elección presidencial  y entonces difícilmente le daría tiempo para remontar.

Por eso en el PRI y en el círculo cercano de Peña Nieto se deben prender los focos rojos. La peor estrategia sería minimizar y hacer como que no ven sus "asuntos privados" que ya son públicos.

A pesar de su alta popularidad Peña Nieto, con el propio contexto que arrastra, ha resultado ser su peor enemigo.

Comparte esta opinion:

Otras Opiniones:

Ver todas

El factor Toledo

Héctor Serrano, ex secretario de gobierno del DF, ha encontrado en Mauricio Toledo, ex jefe delegacional de Coyoacán, a un operador eficiente y leal.

Granier a prisión

Después del hospital, el político que alardeó de sus trajes, camisas y de las centenas de pares de zapatos, además de sus mansiones de lujo, irá a prisión.

El Gentleman de la Corte

En su arrebato el ex presidente de la Corte acusó a Orozco, la madre de sus hijos de violencia intrafamiliar, delito que jamás se pudo comprobar.

Comentarios