16 de Diciembre del 2017 | 01:14 | Ciudad de México | °C -

Los equilibrios y la inclusión de Mancera

Mancera inicia con un enorme capital político, arrasó la pasada elección, dejando como pieza decorativa a los demás partidos.

El jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, guarda los equilibrios pero también intenta escapar de la lógica tribal de la izquierda.
 
En el fondo opta por la continuidad de los gobiernos que comenzaron con Cárdenas, y pasaron por López Obrador y Ebrard, pero con ya con su propio sello y con un mayor margen de autonomía frente a las tribus dominantes del PRD.
 
Cuando menos esos son los mensajes que manda. Incluye hombres  afines a Andrés Manuel López Obrador: nombra a Miguel Torruco, como secretario de Turismo del DF, quien hubiera sido parte del gabinete del tabasqueño si ganaba la Presidencia.
 
También a René Drucker quien era la propuesta de AMLO para Ciencia y Tecnología y ahora se encargará de dicho rubro pero a nivel de la Ciudad de México.
 
Por igual el nuevo jefe de gobierno, Mancera, manda un mensaje de inclusión con el nombramiento de Cuauhtémoc Cárdenas como coordinador de Asuntos Internacionales del gobierno capitalino.
 
Pone al frente de la Secretaría del Trabajo de la ciudad a Carlos Navarrete, quien es parte de la corriente Nueva Izquierda.
 
Por otra parte, Mancera decidió quitarle a René Bejarano el control de la Secretaría de Desarrollo Económico nombrando sorpresivamente  en el puesto a Salomón Chertorivski, ex secretario de salud de Felipe Calderón.
 
En este sentido Mancera manda un mensaje de saber reconocer el desempeño profesional más allá de ideologías políticas.
 
Pero también le da continuidad a ebrardistas; Héctor  Serrano permanece al frente de la Secretaría de Gobierno;  Armando Ahued, se queda en la secretaría de Salud y Rufino H Leon Tovar, quien fuera Director de Servicios Eléctricos es nombrado como secretario de Transporte y Vialidad del DF.
 
Además, Jesús Rodríguez Almeida quien se quedó al frente de la Procuraduría del DF cuando Mancera pidió licencia, será secretario de Seguridad Pública, siempre  y cuando así lo ratifique el presidente Enrique Peña Nieto.
 
Mancera inicia con un enorme capital político, arrasó la pasada elección, dejando como pieza decorativa a los demás partidos.
 
Veremos en qué lo transforma.
 
En tanto promete aterrizar las propuestas ciudadanas “nunca en la historia electoral de esta ciudad se había consultado a tanta gente en una campaña como lo hicimos, casi 2 millones de personas en las decisiones por colonia, ha sido un ejercicio verdaderamente singular”, presumió.
 
Está claro que a partir de ahora Mancera se convierte en  una de las figuras más importantes de la izquierda pero serán sus resultados los que tengan que hablar por él tomando en cuenta que por su naturaleza propia la Ciudad de México es la más compleja de gobernar.
 
Comparte esta opinion:

Otras Opiniones:

Ver todas

El factor Toledo

Héctor Serrano, ex secretario de gobierno del DF, ha encontrado en Mauricio Toledo, ex jefe delegacional de Coyoacán, a un operador eficiente y leal.

Granier a prisión

Después del hospital, el político que alardeó de sus trajes, camisas y de las centenas de pares de zapatos, además de sus mansiones de lujo, irá a prisión.

El Gentleman de la Corte

En su arrebato el ex presidente de la Corte acusó a Orozco, la madre de sus hijos de violencia intrafamiliar, delito que jamás se pudo comprobar.

Comentarios