16 de Diciembre del 2017 | 01:08 | Ciudad de México | °C -

Las telenovelas de Peña Nieto

Lo cierto es que detrás de esa envoltura “moderna” del priista hay una Cuna de Lobos (Dinos, podríamos llamarles para estar a la moda)

La simulación en pleno y al desnudo. Todo está calculado, el guión perfectamente escrito, no vaya a ser que le pase como en la Feria Internacional del Libro y tenga que hablar por sí mismo, porque ahí se pierden puntos en las encuestas (la obsesión del momento).

Una cosa es la "planeación" de campaña y otra la pretendida manipulación de "las masas".

Y es que el documento que circula no deja espacio de duda sobre lo plástica que es y pretender seguir siendo la campaña de Enrique Peña Nieto, candidato presidencial del PRI.

“Primer día de Campaña: En un mitin de 5 o 10 mil mujeres, EPN les pregunta si quieren que él sea el Candidato de las Mujeres y EPN se declara 'El Candidato de las mujeres'", indica el texto.

Nada de autenticidad. 5 mil o 10 mil mujeres, para ellos da lo mismo, el punto es que se vea un gran bulto de féminas. 

La estrategia: llevar a las mujeres para usarlas como paleras a un evento de campaña, bajo el entendido de que hoy en día representan más de la mitad del padrón electoral. Interesan sus votos no lo que puedan pensar, desde la perspectiva del PRI.

Además se insulta la inteligencia de las mujeres dando por entendido que él les “pregunta" si quieren que sea su candidato y ellas responderán que “sí” al unísono. 

Peor aún, el equipo de Peña Nieto plantea que el priista debe "impulsar telenovelas en horarios estelares con nuevos modelos de convivencia”. Se lo piden precisamente a él que se ha casado con una televisora líder en vender historias “aspiracionales” para entretener a la “prole”.

¿Qué tienen que ver estas estrategias con la "equidad de género"? Nada, se trata, insisto, de saber cómo llegarle a las mujeres y hacer que voten por él, esperanzadas en una ilusión novelesca.

Veremos la reacción del propio ex gobernador del Estado de México a todo esto que ya lo rodea y lo atrapa, pero no puede “pecar de inocente”, pues sabe dónde está parado y él mismo alienta a todos los intereses que empiezan a tratar de usarlo precisamente como galán de telenovela.

Lo cierto es que detrás de esa envoltura “moderna” del priista hay una Cuna de Lobos (Dinos, podríamos llamarles para estar a la moda), esperando retomar las riendas del poder en el país y que hoy quieren pasar por "demócratas" que "aprendieron la lección".

A este paso la primera telenovela  de Enrique será : Yo, robot.

Twitter: @rochaperiodista

Comparte esta opinion:

Otras Opiniones:

Ver todas

El factor Toledo

Héctor Serrano, ex secretario de gobierno del DF, ha encontrado en Mauricio Toledo, ex jefe delegacional de Coyoacán, a un operador eficiente y leal.

Granier a prisión

Después del hospital, el político que alardeó de sus trajes, camisas y de las centenas de pares de zapatos, además de sus mansiones de lujo, irá a prisión.

El Gentleman de la Corte

En su arrebato el ex presidente de la Corte acusó a Orozco, la madre de sus hijos de violencia intrafamiliar, delito que jamás se pudo comprobar.

Comentarios