11 de Diciembre del 2017 | 18:48 | Ciudad de México | °C -

La tragedia de Vicente Calderón

Y es que contrario a la imagen que ha querido autoconstruirse de superhéroe en un videojuego y del “rockstar” del momento, el ex secretario de Hacienda ha dejado de manifiesto su fragilidad en momentos de presión.

Ernesto Cordero debe haber salido bien contento del debate. “Me le lancé a Josefina con dos golpes contundentes y no me contestó ni uno, ahora sí, este será mi antes y después”, debe haber pensado.

Le había reclamado a Josefina su “nulo” apoyo a Calderón y su “falta” de transparencia y nada, ni contestó.

“La puse contra las cuerdas y quedó sin capacidad de respuesta, mejor imposible, sí se pudo”, debe haber continuado el precandidato panista con sus pensamientos sintiéndose Juan Manuel Márquez después de la pelea contra Pacquiao.

Y es que Cordero, durante la transmisión del debate no se dio cuenta que cometió el error de llamarle Vicente Calderón al presidente de la República.

En el momento ni Josefina Vázquez Mota, ni Santiago Creel lo corrigieron, quienes seguramente estaban muy concentrados viendo sus acordeones y pensando lo que dirían en sus próximas intervenciones.

Cordero debe haber caído en cuenta cuando revisó el Twitter: Vicente Calderón: tema del momento. “Cordero se refiere a Vicente Calderón durante el debate”, es lo más suave que debe haber leído. La mofa pública lo envolvía otra vez.

Y es que contrario a la imagen que ha querido autoconstruirse de superhéroe en un videojuego y del “rockstar” del momento, el ex secretario de Hacienda ha dejado de manifiesto su fragilidad en momentos de presión.

Hace unos meses dijo que con seis mil pesos a una familia nos alcanzaba casi para todo, automóvil, escuelas de los niños y casa. Ahora habla del presidente Vicente Calderón. Peor aún, sus explicaciones ante sus yerros a pocos convencen, ni mucho menos hacen gracia.

Así pues, son sus propias palabras las que lo colocan como tema principal en las redes sociales, pero si las campañas fueran al revés, si se tratara de ver quién es el que genera menos empatía, sería un campeón.

Sin embargo, como la realidad es otra, lo suyo es ya la crónica de una tragedia (¿tragi-comedia?) política anunciada.

El pez por la boca muere y Cordero, por sus errores, naufraga.

P.D. Espero que Peña Nieto incluya al gran Vicente Calderón en su amplio catálogo de autores favoritos.

Comparte esta opinion:

Otras Opiniones:

Ver todas

El factor Toledo

Héctor Serrano, ex secretario de gobierno del DF, ha encontrado en Mauricio Toledo, ex jefe delegacional de Coyoacán, a un operador eficiente y leal.

Granier a prisión

Después del hospital, el político que alardeó de sus trajes, camisas y de las centenas de pares de zapatos, además de sus mansiones de lujo, irá a prisión.

El Gentleman de la Corte

En su arrebato el ex presidente de la Corte acusó a Orozco, la madre de sus hijos de violencia intrafamiliar, delito que jamás se pudo comprobar.

Comentarios