11 de Diciembre del 2017 | 18:47 | Ciudad de México | °C -

La pandilla de cuatreros y la involución democrática

A este paso los recuentos en los partidos serán “despensa por despensa”.

Aunque como todo en la vida hay excepciones, hoy en día, la mayor parte de la clase política está controlada por “pandillas de cuatreros” que quieren el poder por el poder mismo.

Políticos que a pesar de enarbolar un discurso “moderno”, son profundamente  demagógicos, que por afuera, apelan a las necesidades del “pueblo” y por dentro a la protección tribal.

La que denuncia Lía Limón, no es la única pandilla, en buena medida, todos los partidos políticos están reducidos a grupos de poder que controlan el acceso a las candidaturas y se las reparten simulando procesos democráticos.

Esos grupos se valen de las reglas “a modo” y del cochinero para actuar impunemente.

A este paso los recuentos en los partidos serán “despensa por despensa”.

Lástima que vivamos esta involución democrática en la que distintos partidos y candidatos han reducido el “arte de hacer política” a la entrega de despensas y al acarreo.

Además de más poder y más cargos públicos, estos grupos quieren más dinero en sus bolsillos. Por eso bien podríamos definir a las pandillas políticas de cuatreros como aquellas que utilizan recursos públicos para obtener todavía más recursos públicos porque simplemente no tienen llenadera.

En lo que hace al caso particular de la ahora ex panista, Lía Limón, no entiendo por qué  detectó a la pandilla de cuatreros hasta después de perder. ¿Si ganaba se quedaba formando parte del PAN?

¿Era entonces un juego de mera conveniencia personal? ¿Si ganó me quedó en la pandilla, si pierdo la denuncio?

Y es que el juego de la hipocresía ha terminado por desgastar la confianza ciudadana en los políticos.

Ellos piensan que son “demócratas”, pero nosotros sabemos que el “Rey va desnudo”.

Y está claro que hoy te reparten despensas y mañana se reparten el presupuesto.

Comparte esta opinion:

Otras Opiniones:

Ver todas

El factor Toledo

Héctor Serrano, ex secretario de gobierno del DF, ha encontrado en Mauricio Toledo, ex jefe delegacional de Coyoacán, a un operador eficiente y leal.

Granier a prisión

Después del hospital, el político que alardeó de sus trajes, camisas y de las centenas de pares de zapatos, además de sus mansiones de lujo, irá a prisión.

El Gentleman de la Corte

En su arrebato el ex presidente de la Corte acusó a Orozco, la madre de sus hijos de violencia intrafamiliar, delito que jamás se pudo comprobar.

Comentarios