16 de Diciembre del 2017 | 01:03 | Ciudad de México | °C -

La nostalgia de Calderón

Los políticos siempre hablando del futuro que “seguramente” será “mejor”, fincando las cosas en lo que puede ser, no en lo que es.

“He actuado conforme a lo que el deber me indicó, pensando siempre e invariablemente en el bien de México y en el futuro de las mexicanas y los mexicanos que vendrán después de nosotros, en el futuro de nuestros hijos”, asegura un nostálgico presidente Felipe Calderón que se encuentra ya en el ocaso de su administración.

En cuanto a las promesas que realizó y no alcanzo a cumplir el sexenio ya se terminó. Aún está por verse su comportamiento en estas campañas presidenciales que ya comienzan (jefe de partido o Jefe de Estado, ahí el dilema).

Esta claro que éste no pasará a la historia como el sexenio del empleo, ni del crecimiento económico, ofertas económicas que presentó cuando trataba de convencer a los ciudadanos de votar por él.

Pero Calderón trata de darle la vuelta a las promesas incumplidas. Asegura que “en estos cinco años de trabajo y esfuerzo, los mexicanos sembramos, y sembramos bien. Sembramos la semilla de ese México que soñamos”.

Los políticos siempre hablando del futuro que “seguramente” será “mejor”, fincando las cosas en lo que puede ser, no en lo que es. Tratando de provocar la fuga colectiva de la realidad para no reconocer o sentirse culpables de sus desaciertos.

 “Lo que he aprendido aquí es que servir a México, servir a la Patria, particularmente en momentos de desafío y de prueba, como los que me ha tocado vivir, más que una carga, han sido un privilegio y un honor”, agrega Calderón.

Sin embargo estoy convencido de que si un político tiene que hacerse un auto-homenaje sobre todo lo que, según él “hizo bien” es porque seguramente hizo muchas cosas mal.

Y la primera tarea básica del Estado, garantizar la seguridad de sus habitantes, fue un rotundo fracaso. Por eso, nos dice que hemos “sembrado la semilla”, que éste es el comienzo.

Difícil que sus palabras y sus discursos, por más nostálgicos que suenen, sean suficientes como para evadir la realidad.

Comparte esta opinion:

Otras Opiniones:

Ver todas

El factor Toledo

Héctor Serrano, ex secretario de gobierno del DF, ha encontrado en Mauricio Toledo, ex jefe delegacional de Coyoacán, a un operador eficiente y leal.

Granier a prisión

Después del hospital, el político que alardeó de sus trajes, camisas y de las centenas de pares de zapatos, además de sus mansiones de lujo, irá a prisión.

El Gentleman de la Corte

En su arrebato el ex presidente de la Corte acusó a Orozco, la madre de sus hijos de violencia intrafamiliar, delito que jamás se pudo comprobar.

Comentarios