16 de Diciembre del 2017 | 01:09 | Ciudad de México | °C -

La fortaleza de Amparo y el ministerio público podrido

Lo peor sería resignarnos a tener que seguir contando este tipo de historias.

Me sorprende por su fortaleza, por su determinación para seguir adelante frente a una autoridad omisa y hasta complaciente con un femincida que ahora quién sabe dónde está.

La señora Amparo Vargas se topó con un ministerio público que, como en otras partes del país, no sólo no investiga sino obstruye las pesquisas.

Me indigna saber que cuando buscaba a su hija desesperadamente por las calles del Estado de México, los agentes judiciales de la entidad, quitados de la pena le pidieron, primero, que ella investigara porque “no tenían recursos” para movilizarse.

Después le comentaron que le podían ayudar para continuar con la indagatoria, si ella les pagaba gasolina y recargas de teléfonos celulares.

Les acabé invitando los tacos, para que hicieran su trabajo, me explica.

Hoy en día, Amparo Vargas, sabe perfectamente qué terrenos pisa, los de la ineptitud, incapacidad, pero también los de la indiferencia de quienes están detrás de un escritorio y se mueven siempre y cuando exista un “estímulo” económico de por medio.

El procurador mexiquense, Alfredo Castillo, “no puede”, me dice Amparo, pero si lo llegaran a quitar “sería lo mismo”, se queja.

Amparo perdió su hija de 16 años, la mató un feminicida que violó a otras ocho y acabó con la vida de siete, en total, según datos oficiales.

En el proceso de búsqueda, cuando aún tenía una esperanza de encontrarla con vida, a la mamá de la víctima la pisotearon y la dejaron sola, como a los otros padres de familia.

Le escribí a Enrique Peña Nieto, al gobernador Eruviel Ávila, nadie me hizo caso, ni los medios me pelaron, por igual me comentó.

Lo que queda claro es que en territorio mexiquense, como en otras partes del país, el sistema de procuración de justicia se pudrió y tendría que haber una refundación, ya nada de medias tintas.

Lo peor sería resignarnos a tener que seguir contando este tipo de historias.

Twitter: @rochaperiodista


 

Comparte esta opinion:

Otras Opiniones:

Ver todas

El factor Toledo

Héctor Serrano, ex secretario de gobierno del DF, ha encontrado en Mauricio Toledo, ex jefe delegacional de Coyoacán, a un operador eficiente y leal.

Granier a prisión

Después del hospital, el político que alardeó de sus trajes, camisas y de las centenas de pares de zapatos, además de sus mansiones de lujo, irá a prisión.

El Gentleman de la Corte

En su arrebato el ex presidente de la Corte acusó a Orozco, la madre de sus hijos de violencia intrafamiliar, delito que jamás se pudo comprobar.

Comentarios