16 de Diciembre del 2017 | 01:05 | Ciudad de México | °C -

La encuesta de Calderón y el "milagro" de Josefina

En esta primera oportunidad al presidente, “le ganó” la ansiedad por informar, “secreto a voces”, cómo va su candidata

El presidente, Felipe Calderón, aprovechó un evento “privado” con 800 consejeros de Banamex (de entrada, ¿podía pensarse que lo que se dijera ahí con tantas personas sería "estrictamente" confidencial?) para ponerse la camiseta de jefe de campaña de facto de la aspirante panista, Josefina Vázquez Mota.

De acuerdo a los presentes, Calderón, se sacó de la chistera una “encuesta propia (cada quién tiene la suya)” la cual indica que Josefina ya le pisa los talones al priista, Enrique Peña Nieto, en la carrera presidencial. Que ya lo tiene a tiro de piedra y que en cualquier momento lo rebasa milagrosamente y sin haber empezado formalmente las campañas.

Algunos consejeros, como José Escobar Gómez, indicaron que les causó molestia que lejos de abundar en las perspectivas macroeconómicas el presidente haya aprovechado el foro para “revelarles” que la panista iba muy bien.

De forma absurda, a pesar de los testimonios de quienes estuvieron presentes, la Presidencia de la República emitió un comunicado en el que decía que Calderón “en ningún momento opinó ni mencionó a los aspirantes presidenciales en contienda”, algo contrario a lo que los presentes escucharon y declararon en distintos medios.

Muchos se preguntaban si en esta contienda presidencial, Calderón, actuaría, o no, como “Jefe de Estado (con mayúsculas)” o “jefe de partido (así, en minúsculas).

Cuando menos ya quedó demostrado que en esta primera oportunidad al presidente, “le ganó” la ansiedad por informar, “secreto a voces”, quién era la que venía de atrás, para que “no se fueran con la finta”.

Ya después, ante la dura reacción del PRI, el cual hasta exigió el video de la reunión, Calderón prometió que se comportará como “demócrata” y que será respetuoso del proceso.

Veremos, pero no sería la primera promesa incumplida de su parte.

Por igual en el equipo de Josefina deberían de preguntarse si les suma o les resta el hecho de que el presidente pretenda asumirse como jefe de partido y de campaña. 

Claro está que si Calderón hace del proceso electoral presidencial un asunto personal podría ser contraproducente y terminar descarrilando las posibilidades de su partido para mantener el poder.

Comparte esta opinion:

Otras Opiniones:

Ver todas

El factor Toledo

Héctor Serrano, ex secretario de gobierno del DF, ha encontrado en Mauricio Toledo, ex jefe delegacional de Coyoacán, a un operador eficiente y leal.

Granier a prisión

Después del hospital, el político que alardeó de sus trajes, camisas y de las centenas de pares de zapatos, además de sus mansiones de lujo, irá a prisión.

El Gentleman de la Corte

En su arrebato el ex presidente de la Corte acusó a Orozco, la madre de sus hijos de violencia intrafamiliar, delito que jamás se pudo comprobar.

Comentarios