11 de Diciembre del 2017 | 18:46 | Ciudad de México | °C -

Juan Pablo Castro, la ofensa y la intolerancia

Desafortunadamente, la voz de Juan Pablo es representativa de un sector social que no tolera las diferencias

No lo creí cuando me respondió de esa forma. Me queda claro que en su voz no hay arrepentimiento, mucho menos comprensión y tolerancia hacia los derechos de los demás.

El joven, Juan Pablo Castro que acababa de ofender a los homosexuales llamándoles “jotos” en la Asamblea Legislativa del DF (precisamente ahí donde se ha dado una larga lucha en términos de los derechos sociales de distintos grupos), lejos de ofrecer una disculpa, trató de “justificarse” con otra mentira.

Juan Pablo debe pensar que los demás somos tontos y “encontró” un pretexto para tratar de darle la vuelta a las cosas.

En entrevista me dijo que se vio “obligado” a emplear el término despectivo hacia la comunidad homosexual con el fin de “llamar la atención” de sus compañeros “diputados juveniles” porque nadie le estaba haciendo caso en la tribuna y había “desinterés” en su discurso.

Eso no es precisamente lo que muestra el video de la sesión, por el contrario, Castro, envalentonado y provocador, arremetió contra los homosexuales por el simple hecho de serlo y por pretender destruir “la familia” como él la conoce.

Como sea,  utilizar una ofensa como “técnica discursiva” tampoco se justifica. Y la suya no fue una “técnica discursiva” sino la manifestación de una idea homofóbica en el recinto en el que se aprobaron los matrimonios entre homosexuales después de una larga lucha.

Peor aún, Castro me comentó que desde su punto de vista “jotos” es simplemente una palabra “altisonante”. En su forma de pensar no hay mayores herramientas que los prejuicios y las descalificaciones que reflejan una total ignorancia de la comprensión de la sociedad.

Desafortunadamente, la voz de Juan Pablo es representativa de un sector social que no tolera las diferencias y que considera que las minorías (que después podrían volverse mayorías) no tienen derecho alguno.

Aunque sea en silencio, no pocos, deben estar festejando las palabras y el "atrevimiento" de Juan Pablo.

@rochaperiodista

----------------------------

Lee y escucha entrevista de Jorge Armando Rocha con Juan Pablo Castro:

http://www.expedientenoticias.com/los-llame-jotos-como-tecnica-para-que-prestaran-atencion-juan-pablo-974



Comparte esta opinion:

Otras Opiniones:

Ver todas

El factor Toledo

Héctor Serrano, ex secretario de gobierno del DF, ha encontrado en Mauricio Toledo, ex jefe delegacional de Coyoacán, a un operador eficiente y leal.

Granier a prisión

Después del hospital, el político que alardeó de sus trajes, camisas y de las centenas de pares de zapatos, además de sus mansiones de lujo, irá a prisión.

El Gentleman de la Corte

En su arrebato el ex presidente de la Corte acusó a Orozco, la madre de sus hijos de violencia intrafamiliar, delito que jamás se pudo comprobar.

Comentarios