11 de Diciembre del 2017 | 18:40 | Ciudad de México | °C -

¿Todo se vale?

El país ya no está como para vivir otra polarización que tanto lo desgastó y dividió en 2006.

Con miras a la elección presidencial “todo se vale” parece decirnos la clase política de nuestro país.

Los panistas, quienes presumen su “democracia interna”, son los primeros en poner el ejemplo y reditar las viejas prácticas del “pase de lista” y acarreo de votos con carretadas de dinero bien llenas y listas para “incentivar” y “orientar” a la militancia.

En el Partido Revolucionario Institucional, por un lado, ahí está la sospecha de los 25 millones de pesos en efectivo, en año electoral y con destino a Toluca. Esperemos que no sean parte de la “cuota” que cubrir por parte de los gobernadores para su “causa” electoral.

Por el otro, el PRI se dice “víctima” de la utilización del aparato de procuración de justica en contra de los tres ex gobernadores de Tamaulipas, incluyendo a Manuel Cavazos su precandidato al Senado, quien, por cierto, ha sido “reconocido por su trayectoria” públicamente por el precandidato presidencial único del partido, Enrique Peña Nieto.

Sería muy mala noticia para la frágil democracia mexicana la confirmación del uso del aparato gubernamental de la administración del presidente Felipe Calderón, con fines electorales.

Pero éste es apenas el comienzo.

Lo que falta por verse pensarán algunos.

En efecto, todas éstas son señales de lo que vendrá a gran escala cuando inicien formalmente las campañas electorales. La utilización de los gobiernos en todos sus niveles y con todos sus recursos para cerrarles el paso a los adversarios.

El Instituto Federal Electoral (IFE) y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) están bajo aviso, y si no actúan a tiempo el proceso se les podría salir de las manos.

El país ya no está como para vivir otra polarización que tanto lo desgastó y dividió en 2006.

Pero todo indica que tratarán echar mano de los recursos públicos, las campañas negras y del lodo, unos para conquistar el poder, otros para no soltarlo.

Comparte esta opinion:

Otras Opiniones:

Ver todas

El factor Toledo

Héctor Serrano, ex secretario de gobierno del DF, ha encontrado en Mauricio Toledo, ex jefe delegacional de Coyoacán, a un operador eficiente y leal.

Granier a prisión

Después del hospital, el político que alardeó de sus trajes, camisas y de las centenas de pares de zapatos, además de sus mansiones de lujo, irá a prisión.

El Gentleman de la Corte

En su arrebato el ex presidente de la Corte acusó a Orozco, la madre de sus hijos de violencia intrafamiliar, delito que jamás se pudo comprobar.

Comentarios