16 de Diciembre del 2017 | 01:07 | Ciudad de México | °C -

¿Secretaría de la Honestidad?

Decía Mark Twain que la honestidad es “la mejor de todas las artes perdidas”.

¿En México? ¿Con la clase política actual? ¿Con todos aquellos que saben hacer tan jugosos negocios y que hasta se inventan monumentos “históricos” para vivir del erario público? ¿Una Secretaría encargada de vigilar a los que endeudan al país y tienen la capacidad para salir bien librados y vivir “tranquilamente” y a manos llenas?

¿Honestidad en la nación cuya máxima de “vivir fuera del presupuesto es vivir en el error” aplica casi para todos los políticos?

Son las primeras preguntas que se me vienen a la mente, ante el anuncio de Andrés Manuel López Obrador, quien otra vez impone su agenda, primero con su República Amorosa y ahora con su Secretaría de la Honestidad y Combate a la Corrupción.

Y es que una Secretaría como esas en nuestro país me imagino que estaría más saturada que cualquier hospital del IMSS o del ISSSTE en los tiempos del peor virus.

Porque la de la corrupción es una epidemia que se ha esparcido por siglos en el México de la simulación. Y no aplica sólo para la clase política, sino para la sociedad entera.

Ahí están los informes de Transparencia Mexicana que indican que en 2010, la corrupción nos costó 32 mil millones de pesos y que tan solo en ese año se realizaron 200 millones de actos de corrupción, incluyendo mordidas de empresas y ciudadanos para trámites elementales.

Peor aún, los más pobres destinan hasta el 30 por ciento de sus ingresos para agilizar o garantizar la obtención de servicios básicos.

Decía Mark Twain que la honestidad es “la mejor de todas las artes perdidas”.

Lamentablemente, por lo pronto, para el caso de México, suena imposible que opere una “Secretaría de la Honestidad” en un territorio en el que, como dijo el profesor Carlos Hank  González “un político pobre, es un pobre político".

Y su frase se la toman muy en serio, más que los problemas del país.

Por eso a muchos políticos el puro término de "honestidad" les hace cortocircuito.

Comparte esta opinion:

Otras Opiniones:

Ver todas

El factor Toledo

Héctor Serrano, ex secretario de gobierno del DF, ha encontrado en Mauricio Toledo, ex jefe delegacional de Coyoacán, a un operador eficiente y leal.

Granier a prisión

Después del hospital, el político que alardeó de sus trajes, camisas y de las centenas de pares de zapatos, además de sus mansiones de lujo, irá a prisión.

El Gentleman de la Corte

En su arrebato el ex presidente de la Corte acusó a Orozco, la madre de sus hijos de violencia intrafamiliar, delito que jamás se pudo comprobar.

Comentarios