11 de Diciembre del 2017 | 18:47 | Ciudad de México | °C -

Guadalajara: zona de guerra

Lejos de que la violencia haya bajado en el país, hoy México tiene escenas cada vez más hollywoodescas sin que parezca haber un límite, acercando nuestra “realidad” a la ciencia ficción.

El “viernes negro” que se vivió en la zona metropolitana de Guadalajara es una nueva señal que nos indica que la estrategia del presidente Felipe Calderón en la guerra contra el narcotráfico fracasó.

Hacer de la vía púbica el campo de batalla es, por donde se le vea, injustificable. Lo peor es que quien critica esta fallida estrategia y violatoria de nuestros derechos constitucionales es calificado de “estar del lado del enemigo”.

No se pide un pacto, se pide actuar con inteligencia y eficacia.

"¿No se pueden llevar su guerra a otro lado?", deben de haber pensado cientos de ciudadanos indefensos de Jalisco que atemorizados veían como militares, policías y sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación intercambiaban balas en plena vía pública, bloqueaban calles y prendían fuego a diversos sitios.

Y es que lejos de que la violencia haya bajado en el país, hoy México tiene escenas cada vez más hollywoodescas sin que parezca haber un límite, acercando nuestra “realidad” a la ciencia ficción.

Por más que digan, más de 50 mil ejecuciones en el horizonte no puede ser un indicador que nos indique que “hoy estamos mejor que antes” en materia de seguridad pública.

¿Alguien puede sostener con datos duros que el país es más seguro que al inicio del sexenio?

Por igual cada vez más civiles, que nada tienen que ver con el crimen organizado, son expuestos al fuego cruzado y son víctimas de lo que llamó el gobierno “daños colaterales”.

Nadie plantea que no se capture a los criminales. La gran pregunta es si había una forma más inteligente de combatir al crimen organizado. Y diversos especialistas han respondido a la pregunta que sí, que había alternativas menos costosas para la sociedad.

Nos dicen que no estamos en una guerra, pero han hecho de nuestras calles un campo de batalla.

Comparte esta opinion:

Otras Opiniones:

Ver todas

El factor Toledo

Héctor Serrano, ex secretario de gobierno del DF, ha encontrado en Mauricio Toledo, ex jefe delegacional de Coyoacán, a un operador eficiente y leal.

Granier a prisión

Después del hospital, el político que alardeó de sus trajes, camisas y de las centenas de pares de zapatos, además de sus mansiones de lujo, irá a prisión.

El Gentleman de la Corte

En su arrebato el ex presidente de la Corte acusó a Orozco, la madre de sus hijos de violencia intrafamiliar, delito que jamás se pudo comprobar.

Comentarios