16 de Diciembre del 2017 | 01:10 | Ciudad de México | °C -

El noviazgo PAN-PRD

La pregunta es ¿hasta dónde? ¿Cuáles son sus propios límites? ¿Y cuáles los objetivos?

Las líneas ideológicas se borran según la conveniencia del momento.

Después de una tersa reunión, PAN y PRD anuncian su noviazgo para todo el sexenio.

Quienes hasta ayer se presentaban como opciones diametralmente opuestas ahora salen a declarar que tienen muchas más cosas en común de lo que podía siquiera imaginarse cualquier mortal.

En los dos sexenios más recientes el Partido de la Revolución Democrática ha culpado al Partido Acción Nacional de dos puntos torales: la falta de crecimiento económico y su consecuente ausencia de creación de empleos y de una estrategia fallida contra el crimen organizado que generó una violencia histórica en el país.

A su vez el PAN, especialmente del año 2000 a la fecha ha culpado al PRD de oponerse a todo, a las famosas y ansiadas reformas estructurales que promovieron tanto Vicente Fox como el actual presidente Felipe Calderón.

A tal grado que acuñaron la expresión de que la izquierda era un “peligro para México”.

Esas mismas diferencias salieron a relucir en las pasadas elecciones federales.

No obstante hoy anuncian su noviazgo.

La pregunta es ¿hasta dónde? ¿Cuáles son sus propios límites? ¿Y cuáles los objetivos?

¿Caben pues las diferencias en este nuevo boque opositor?

¿Se trata de representar un muro de contención ante las posibles tentaciones autoritarias pero con una agenda de propuestas o de un bloque que se oponga a todo lo que huela a oficial y vaya unido en la conquista del poder en 2018?

¿Será pues una alianza de dirigencias que podría generar revueltas internas en ambos lados?

Varias pues las interrogantes que surgen.

Por lo pronto, después de los coquetos, aún algo sonrojados nos dicen que: son novios. A pesar de las distancias torales que hay entre la izquierda y la derecha y que se reflejan en el diseño de las políticas públicas.

Claro que cuando acabe el noviazgo, porque nada es para siempre, ambos regresarán a su discurso: los panistas nos dirán que ellos son los humanistas que necesita el país frente a los demagogos de la izquierda y los perredistas afirmarán que por el contrario ellos, los de las causas sociales, son los que necesita México frente a los neoliberales.

Eso pasará después, no se sabe exactamente cuándo por ahora, jugando al amor imposible de Romeo y Julieta, disfrutan de su luna de miel.

Comparte esta opinion:

Otras Opiniones:

Ver todas

El factor Toledo

Héctor Serrano, ex secretario de gobierno del DF, ha encontrado en Mauricio Toledo, ex jefe delegacional de Coyoacán, a un operador eficiente y leal.

Granier a prisión

Después del hospital, el político que alardeó de sus trajes, camisas y de las centenas de pares de zapatos, además de sus mansiones de lujo, irá a prisión.

El Gentleman de la Corte

En su arrebato el ex presidente de la Corte acusó a Orozco, la madre de sus hijos de violencia intrafamiliar, delito que jamás se pudo comprobar.

Comentarios