16 de Diciembre del 2017 | 01:09 | Ciudad de México | °C -

Ebrard: Informe Versión 2018

El formato arcaico del Informe no ayudó a clarificar algunos temas y los retos que dejará a su sucesor Miguel Ángel Mancera.


No conozco a gobernante que diga que no le cumplió al "pueblo"; sus autoevaluaciones son demasiado optimistas y en ocasiones deshonestas.
 
Los informes, desde años atrás, están convertidos en el día del gobernante, en su momento para el lucimiento y para los aplausos que parecen no apagarse ni en el infinito.
 
A su último informe de gobierno, llegó la versión 2018 de Marcelo Ebrard.
 
Él mismo se encargó de difundir en diversas entrevistas que ya mira hacia la presidencia y que buscará con ahínco la candidatura de la izquierda, no importando que tenga un encargo de la ONU, trabajo que advierte, no le será pagado y solamente le darán para viáticos. ¿Será?
 
Ebrard asegura que cumplió…¿qué gobernante no ha dicho eso? Pero como los demás su administración tuvo sus luces y sombras.
 
La puesta en marcha de la Línea 12 del Metro, obras en el drenaje profundo, a pesar de que parecen ser insuficientes y una búsqueda e impulso permanente de ampliación de derechos, junto a la Asamblea Legislativa, como el matrimonio entre homosexuales.
 
Ebrard no empezó de cero, desde años atrás en la Ciudad de México, sus habitantes, en su mayoría han decidido vivir en una ciudad de izquierda. A partir del mandato de Cuauhtémoc Cárdenas en 1997, no ha habido alternancia.
 
Ebrard heredó de López Obrador una serie de programas en materia social: adultos mayores, apoyo a madres solteras y otros más que profundizó. Aportando otros como el seguro del desempleo.
 
No obstante, el jefe de gobierno saliente aún tiene una serie de pendientes, obras viales que no terminan, unas que costarán y otras que no sabemos si realmente funcionarán.
 
En materia de seguridad si bien no existe la carnicería de otros estados, evidentemente en zonas como el Oriente el narcomenudeo y la inseguridad van aumentando.
 
El formato arcaico del informe no ayudó a clarificar algunos temas y los retos que dejará a su sucesor Miguel Ángel Mancera.
 
Así como no ayuda lo que sucede a nivel federal ni en los demás estados cuyos gobernadores hacen de esos que deberán ser actos republicanos de rendición de cuentas meras fiestas con invitados VIP.
 
Como suele pasar con los otros gobernantes de todos los partidos, Ebrard no incluyó ninguna autocrítica y menos habría de incluirla en el que consideró su evento de  inicio de su carrera por el 2018.
Comparte esta opinion:

Otras Opiniones:

Ver todas

El factor Toledo

Héctor Serrano, ex secretario de gobierno del DF, ha encontrado en Mauricio Toledo, ex jefe delegacional de Coyoacán, a un operador eficiente y leal.

Granier a prisión

Después del hospital, el político que alardeó de sus trajes, camisas y de las centenas de pares de zapatos, además de sus mansiones de lujo, irá a prisión.

El Gentleman de la Corte

En su arrebato el ex presidente de la Corte acusó a Orozco, la madre de sus hijos de violencia intrafamiliar, delito que jamás se pudo comprobar.

Comentarios